Cómo hacer la salsa bechamel

La bechamel, esa salsa maldita que siempre sale con grumos :) Bueno para hacerla sin grumos os paso cómo la hago yo desde que tenía 12 años y mi madre se atrevió a dejarme hacer un día esta salsa:
  1. En una olla mediana echad un par de cucharadas de aceite de oliva (sí, yo hago la bechamel con aceite, pero también se puede hacer con mantequilla, incluso con margarina), dejamos calentar el aceite y cuando esté caliente (ojo, no tiene que humear) añadimos una cucharada colmada de harina.
  2. Retiramos del fuego y mezclamos bien el aceite con la harina hasta que quede una pasta uniforme. Ahora añadiremos un chorrito de leche y con paciencia y un tenedor vamos mezclando bien la pasta de harina y aceite (roux) con la leche.
  3. Cuando esté bien mezclada volveremos a colocar la olla al fuego, añadiremos otro poco de leche, sal pimentaremos y calentaremos a fuego suave sin dejar de remover. Es importante que no dejéis de remover, ya que así evitaréis los malditos grumos.
  4. La ideal es que la bechamel se haga poco a poco, así habrá que añadir más leche según queráis la salsa más o menos espesa, pero para la cantidad de coliflor bastará con medio litro de leche (2 vasos).
  5. La bechamel está hecha cuando haya hervido por lo menos dos minutos. Recordad que es importantísimo que la bechamel hierva, así no sabrá a harina cruda.